Seleccionar página

Parte del texto está extraído del video: https://www.youtube.com/watch?v=0dDu1llHH8I

Buenas tardes, hoy sábado 11 de noviembre de 2023 me encuentro en la rotonda que está a la entrada del Puente Sifón o Puente de Santa Eulalia. Cerca de aquí están la Ciudad del Marisco (con el Restaurante Amor Amar, etc), Los Astilleros de Huelva, el carril bici que une Huelva con El Portil, el Puente Sifón o puente antiguo, el puente nuevo que une Huelva con Corrales, el Polígono Pesquero Norte (en ese polígono están las naves del Club de Piragüismo Tartessos, El Banco de Alimentos, las pistas de Pádel Indoor Puerto, etc)…

Lo que vengo a enseñarles es esta placa en la que pone “Rueda del molino mareal que da nombre a la barriada (noviembre 1999)”. La historia de esto es que durante unos 200 años (desde 1750 hasta 1950 aproximadamente) había en Huelva capital varios molinos de marea y uno de ellos era “El de la Vega Larga” y este molino le da nombre a esta maravillosa barriada de Huelva capital. Durante esos 200 años, el hombre ha explotado de distintas formas las posibilidades que ofrecían las marismas para su aprovechamiento de una manera sostenible. Dicho molino tenía unas ruedas de piedra con un eje central, dichas piedras se movían por la fuerza del agua, es decir la pleamar y la bajamar, es decir utilizaban la energía de las mareas como fuerza motriz. Dichas ruedas molían los granos de trigo y este trigo se utilizaba para hacer pan y otros alimentos que son muy necesarios para la alimentación humana. Este molino estaba en el Paraje Natural Protegido de Marismas del Rio Odiel y era el más grande de los que existía en Huelva capital, es decir aquí cerquita. Desde el siglo XVI perteneció al Estado de Saltés y al Marquesado de Astorga. Esta piedra que está en la rotonda es un legado de ese molino. A unos kilómetros de aquí estaba la Fábrica de Harina (en la Barriada de las Colonias). Allí utilizaban la harina para cocinar el pan. Esta es la historia de esta rueda de piedra y su eje.

En la provincia de Huelva existen más molinos de marea: en la Ruta del Contrabando de Paymogo “Rivera del Chanza” (Molino de Pablo, de La Laguna, de la Cirujana), en las marismas de la Isla de Cristina de Borbón (es decir la maravillosa Isla Cristina), los molinos de El Pintado, San Diego y Eizaguirre de Ayamonte, el molino de Las Cojillas de Aljaraque, el situado en el paraje de Peguerillas en Gibraleón, en Calañas, Sotiel Coronada, Tamujar Grande (Isla Cristina), Valletaray (Lepe)…

Podéis visitar estos molinos mareales, ya que es una ocasión única para acercarnos a este rico patrimonio arqueológico e industrial de la provincia de Huelva que construyeron nuestros antepasados. Dichos molinos constituyeron una potente industria y suponían la vigencia de un modelo de desarrollo sostenible, al utilizar una fuente de energía renovable, limpia, segura y gratuita (las mareas: pleamar y bajamar).

¡Qué nadie diga que Huelva no tiene que ofrecerles a los turistas que nos visitan!. Huelva es un paraíso por descubrir. Un saludo corazones de otoño.

Parte del texto está extraído del video: https://www.youtube.com/watch?v=0dDu1llHH8I